ULTIMAS NOTICIAS

CIERRAN ESCUELA RURAL POR FALTA DE ALUMNOS

20 julio 2017


Otra escuelita rural fue cerrada en la provincia a raíz de la baja matrícula de alumnos. Era la única que permanecía en actividad en la zona de Eduardo Castex. Se trata de la Escuela 147, que ya había cumplido ocho décadas de funcionamiento. Ahora el Gobierno provincial anunció su cierre "temporario", según pudo constatar Diario Textual en el Boletín Oficial. En febrero también habían cerrado una escuela rural de la zona de Guatraché.

La 147 había iniciado sus actividades en 1934. El edificio –que había sido acondicionado totalmente, incluso con gas- está ubicada en el lote IX, sección 24 fracción A, en la Colonia La Raquel. Se ubica a 15 kilómetros al sur de la zona urbana de Eduardo Castex.

La matrícula siempre estuvo constituida por alumnos de la zona, hijos de colonos y empleados rurales. Logró su mayor registro de aproximadamente 50 alumnos en los años 1944 y 1945.


Emigración a los pueblos
En estas últimas décadas se produjo una emigración de familias rurales a zonas urbanas y, por ende, bajó fuertemente la matrícula de alumnos. Su última directora fue Alicia Macagno.

Los alumnos de otra época
En 2009, la escuela cumplió 75 años. En esa oportunidad, se entrevistó a algunos de los exalumnos. Entre ellos, René Giovannini. "Nací el 23 de enero de 1929", dijo en esa oportunidad. "Yo ingresé como oyente a la querida escuela en el año 1935, la maestra era una señora llamada Demófila Gutierrez. Ya el próximo año comencé primero inferior con una maestra muy viejita llamada Adelina Sarmiento de Moris Giménez; a partir de entonces tuve a Carmen B. de Jiménez, de ella tengo los mejores recuerdos, muy recta pero muy buena. Antes había muchos más días de clases, los feriados eran sólo el 20 de junio, 25 de mayo, 9 de julio, 17 de agosto y 12 de octubre; los sábados asistíamos también. En los recreos jugábamos al pisa-pisa, a la rayuela, a la escondida o hacíamos obras útiles, por ejemplo colocamos 2 hileras de eucaliptos alrededor del predio, don Luis Avalle nos hizo el terraplén con el tractorcito viejo".

Otro alumno fue Ángel Suppo, que ingresó en 1934. "Soy hijo de don José quien donara la hectárea para la construcción de la escuela. Entre todos los padres de los alumnos hicieron una comisión, pusieron un inspector, que fue el Sr. Luna, oriundo de San Luis, quien hizo los trámites para poder levantar la escuela, que en principio fue nacional luego pasó a ser provincial", contó. "La edificación de la escuela estuvo a cargo de Pedro Guardamagna, que hizo los adobones, y el albañil Juan Pusso. La plantación la hemos hecho entre todos los alumnos con la ayuda del portero José Malano (apodado Paie)".

A su vez, Josefa (nacida el 2 de octubre de 1931) e Isabel Sartori (del 5 de noviembre de 1938) también contaron sus experiencias. "Vivíamos a dos leguas de la escuela", dijo Josefa. "Ibamos a caballo o en sulki, cuando nos agarraba la tormenta entrábamos en algún campo vecino, nos secábamos y nos prestaban abrigo. Los seis hermanos fuimos alumnos de la escuelita, yo comencé segundo grado porque anteriormente nuestros padres nos mandaban de la familia Sacks y recibíamos clases de un maestro particular muy viejito. Ñata y yo nos turnábamos: asistíamos un día cada una, pues la otra debía quedarse en casa a cuidar los animales; la que iba traía los deberes y a la noche los hacíamos, bajo la luz de una lámpara a kerosén". Fuente: www.diariotextual.com
 
Copyright © 2016 - Derechos Reservados - IMPULSO Digital