ULTIMAS NOTICIAS


UNA MUJER DONÓ UN RIÑÓN A SU HERMANO PARA SALVARLE LA VIDA

31 mayo 2018




Cada 30 de mayo desde 1997, se conmemora en Argentina el Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos. 

La fecha recuerda el nacimiento del hijo de la primera paciente que dio a luz después de haber recibido un trasplante hepático en un hospital argentino. Esta vez, es la donación de un riñón la que le cambia la vida a dos personas.

Los hermanos Ramón y Virginia Agüero Sánchez son oriundos de la ciudad de La Rioja. Hace exactamente dos años, Ramón tuvo un episodio de hipertensión agudo, llegó a un pico tal que lo obligó a estar en terapia intensiva y pasó seis días en coma inducido.

“De a poco se fue recuperando, pero luego de algunos controles los médicos le informaron que, como secuela de aquel episodio, había quedado con insuficiencia renal”, contó en diálogo con CONBIENESTAR, su esposa Sandra.

Ramón debió trasladarse a la ciudad de Buenos Aires desde su La Rioja natal para realizar estudios de alta complejidad, y donde recibió la atención y contención del prestigioso Dr. Luis De La Fuente (MN 20.740), médico cardiólogo intervencionista y Jefe de Cardiología Intervencionista y Hemodinamia del Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento, y de la Clínica Suizo-Argentina.

Tiempo después, en el Hospital Italiano “trataron durante un año de salvar lo que funcionaba de un riñón, porque el otro ya había dejado de funcionar”, contó Sandra, quien durante ese tiempo se sometió (al igual que casi toda la familia) a estudios de compatibilidad porque ya le habían advertido que su esposo iba a necesitar un trasplante.

Sin embargo, y a pesar de que Ramón tiene también un hermano gemelo, se determinó que Virginia era la única compatible. Así fue como, sin dudarlo, comenzaron a realizarse estudios para encaminar el trasplante. De todos modos, Ramón ya estaba en lista de espera en el INCUCAI.

Más allá de la firme decisión de Virginia, ya de regreso a sus pagos y sometido a diálisis, la familia esperaba la aparición de un donante. Pero en agosto del año pasado, un colapso en lo que quedaba sano de su único riñón hizo que tuvieran que apurar la decisión.

Pese a la resistencia de Ramón, su hermana, con la convicción de donar, terminó los estudios que faltaban. “Los primeros días de este mes nos informaron que la fecha tentativa de la cirugía sería el 24 de mayo y así fue”, contó Sandra a pocas horas de la exitosa operación, y reconoció que “la familia lo vivió con tranquilidad, pero mucha ansiedad”.

Los Agüero Sánchez son tres hermanos: los gemelos Ramón y José, y Virginia, huérfanos desde hace más de veinte años. La unión fraternal ha sido tan fuerte que se sienten uno solo entre los tres. Y por eso Virginia, la menor y única compatible de la familia, no dudó en donar una parte de su cuerpo para salvar la vida de su hermano.

Esta historia de amor incondicional, que ocurrió a pocos días de celebrarse el Día Nacional de la Donación de Órganos, nos ayuda a reflexionar sobre lo importante que es donar órganos porque es dar vida. En los donantes vivos es un gesto de grandeza enorme, pero sobre todo, de mucho amor y entrega.

Tal como dice entre sus versos el Martín Fierro: “los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera, tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea”. Virginia es mamá de Leonel y Nicolás, cualquiera podría pensar que hubiera preferido preservar su salud para ellos, pero pudo más su deseo de darle a su hermano una mejor calidad de vida.

 
Copyright © 2016 - Derechos Reservados - IMPULSO Digital