ULTIMAS NOTICIAS

¿MATTYSSE FUE AMENAZADO DE MUERTE Y POR ESO LE ENTREGÓ LA PELEA A PACQUIAO?

17 julio 2018


La información surgió del mismo seno de la familia de Lucas Matthysse, el boxeador chubutense que en la noche del sábado, madrugada del domingo, protagonizó uno de los más grandes fiascos de la historia del pugilismo argentino. Una decepción tan grande e inexplicable como la expectativa que había generado en nuestro país y en América Latina su pelea por el título mundial welter con Manny Pacquiao.

“Lo amenazaron de muerte: tuvo que entregar la pelea. Sino lo hacía lo mataban”, dijo este lunes por la mañana, un familiar directo de Matthysse, el tercero de una familia de diez hermanos, quienes en su mayoría viven en la ciudad de Trelew, donde nadie pudo creer cuando vio el supuesto nocaut que dio fin a la pelea en el séptimo round, con la victoria para el filipino.

"Ahora no pienso en nada. La pelea se hizo. Se perdió, pero me voy con la cabeza en alto. Quiero volver a mi casa, vamos a ver si vuelvo al gimnasio. Llegué a lo más alto que un boxeador puede llegar. Peleé y perdí con uno de los mejores libra por libra del mundo", dijo Matthysse en el mismo ring del Axita Arena de Kuala Lumpur, donde perdió con Pacquiao, seis años mayor que él, con un año de inactividad a cuestas y quien volvió a noquear después de ocho años.

La información que llega a BigBang de boca de un integrante de la familia de Matthysse, dice lo que supuestamente no dijo el derrotado. “Hubo varias irregularidades. Horas antes de la pelea cambiaron al árbitro y a los jurados. Luego llegaron las presiones para que Lucas perdiera y las amenazas”, dice el familiar.

Pacquiao fue uno de los organizadores del combate y se llevó una bolsa millonaria. Matthysse también habría embolsado una suma superior a los dos millones de dólares, aunque estos datos no fueron divulgados en forma oficial. En el entorno del boxeador de Chubut se sostiene que con las bolsas que obtuvo en los últimos años está hecho, porque habría invertido una buena cantidad de dinero.

Pero el interés de Pacquiao en el combate no se limitaba sólo al terreno deportivo o monetario. El filipino es senador nacional y se asegura que su aspiración es llegar a la presidencia de su país, donde es tan popular como, por ejemplo, Maradona lo es en la Argentina.

Matthyse cayó tres veces en la pelea del sábado y apenas inquietó a su contrincante, pese a que llegaba a este combate con un récord de 39 victorias, de las cuales había obtenido 36 por la vía rápida. Pacquiao tiene más historia que el chubutense, ya que ganó nueve títulos en ocho categorías diferentes. Pero esos pergaminos los labró en sus mejores momentos. Su última, la anterior a esta en Kuala Lampur, había sido una derrota el 2 de julio de 2017, cuando cedió el título welter de la OMB ante el australiano Jeff Horn.

“No tuvo más remedio que perder. Se subió al ring, perdió, cobró y se fue”, aseguró esta mañana el familiar de Mattysse. Cuando al chubutense le dijeron que cambiaban los jurados y el árbitro del combate, le ofrecieron que el título no estuviera en juego, ya que Mattysse ponía en riesgo el cetro de la AMB por primera vez, luego de haberlo obtenido en su victoria ante el tailandés Tewa Kiram, el 27 de enero último, en un combate que se disputó en California. Ganó por nocaut en el octavo asalto.

Muy diferente de la imagen que dejó en el mediodía de Kuala Lampur, cuando con una rodilla en el piso espero la cuenta del final. Si la historia es tal como la cuenta un miembro muy cercano de su familia, difícilmente el chubutense pueda confirmarla en forma abierta. Pero eso es lo que se dice en su intimidad, en su círculo más cercano.

FUENTE: bigbangnews.com

 
Copyright © 2016 - Derechos Reservados - IMPULSO Digital