ULTIMAS NOTICIAS

MACRI DIJO QUE 'LA ELECCIÓN NO SUCEDIÓ'

06 septiembre 2019


"La elección no sucedió", les dijo a los periodistas cordobeses el presidente Mauricio Macri. Con esa idea, retomó este jueves la campaña electoral en Córdoba, uno de los dos únicos distritos en los que se impuso en las primarias. Aunque esta vez el Presidente empezó a sentir el frío de la derrota: el Juan Schiaretti, que supo recibirlo con honores, esta vez armó una recorrida por el interior y lo esquivó.

En medio de las turbulencias económicas, el presidente dio inicio a las recorridas de campaña (que se inicia formalmente el sábado) para las elecciones generales de octubre, una tarea que hasta ahora parecía acotada a su candidato a vicepresidente, Miguel Pichetto.

Macri encabezó un acto junto a Ramón Mestre y Mario Negri, y al inicio de su breve discurso hizo casi un pedido de disculpas por haber vuelto a la campaña. "Todos sabemos que después de las PASO hemos tenido una nueva incertidumbre política y económica, con lo cual estoy muy focalizado en mi responsabilidad de volver a estabilizar la economía y llevar alivio a todos los argentinos", dijo, pero aclaró que quiso hacer "una escapada".

Aunque ya sin el tono de los encendidos discursos de la campaña previa a las PASO, Macri se entusiasmó con el aliento de sus seguidores y al final arengó: "Vamos con fuerza y claro que se puede".

Luego, ante los periodistas dijo que está "convencido de que la elección no sucedió" y "con energía para ir al ballotage". "Claro que sí", respondió consultado sobre si cree posible revertir el resultado.

El dato notorio de la nueva visita de Macri a Córdoba es que esta vez Schiaretti se encargó de esquivar la foto. Aunque se trataba de una visita oficial del Presidente a la provincia, el gobernador se excusó de recibirlo porque tenía planeada una visita a la localidad de Las Varillas, a 170 kilómetros de la capital.

Schiaretti mandó en su reemplazo al presidente de la Legislatura provincial, Oscar González, que recibió a Macri en el aeropuerto y después participó del acto con los radicales.

El gobernador había quedado en la mira de parte del peronismo cordobés porque en una de las últimas visitas de Macri a la provincia lo había agasajado con una cena, muy lejos del tono protocolar que le dio al encuentro con Alberto Fernández, a quien respalda una parte importante del PJ.

Como contó LPO, el triunfo de Alberto acentuó el aislamiento de Schiaretti, el único gobernador peronista que no apoya al candidato del Frente de Todos. El mes pasado mantuvieron una conversación telefónica y hablaron de reunirse, pero el encuentro no se concretó. El cordobés le habría reiterado que no se expresaría a su favor.

FUENTE: eldiariodelapampa.com.ar
 
Copyright © 2016 - Derechos Reservados - IMPULSO Digital